Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Mis mejores deseos.

Saludos:
Parece un tópico, pero todos los años cuando llegan estas fechas es como si fuera obligatorio hacer un lavado de conciencia y exprimir los deseos que uno tiene para el resto.
No soy yo persona de grandes palabras o discursos, y odio las ocasiones como el que más. Parece como si estuviéramos esperando este momento para el formalismo, y luego cuando llega el 7 de enero nos olvidamos de los buenos propósitos y volvemos a las andadas de acritud y malos modos.
Añadamos a esto que enviamos nuestros deseos de forma automática y a todos iguales, como si fuera un trámite a cumplir, sin mirar si verdaderamente le estamos diciendo feliz navidad a un musulmán o feliz ramadam a un cristiano.
Por ello, simplemente porque es lo que hoy se espera, quiero salirme de la norma, y desear a todos lo mejor desde su punto de vista.
Ya sé que no es políticamente correcto, pero es lo que siento y deseo.
Gracias a aquéllos que no se olvidarán de mis deseos de tener un año 2011 en paz, que deseo compartir con todos vosotros.
 
Oscar Gorri Martínez.
 



avast! Antivirus: Mensaje saliente limpio.

Base de datos de Virus (VPS): 101224-1, 24/12/2010
Comprobado el: 24/12/2010 17:31:16
avast! - copyright (c) 1988-2010 AVAST Software.


viernes, 17 de diciembre de 2010

TVSpeak, segunda parte: Mensaje a Code Factory

Hoy ha aparecido una nota de prensa de Code Factory en las listas de correo específicas de ciegos en las que se habla del software de referencia.
He dejado un mensaje en esas listas, que debidamente adaptado a este blog copio a continuación, con el fin de expresar mi postura sobre el software de referencia y la política de precios y distribución de Code Factory y la ONCE.
***
Espero que no os  toméis a mal lo que voy a decir ahora, porque es algo que
llevo diciendo en privado desde hace más de cinco años.
Code Factory tiene un vicio muy malo, que es sacar las cosas a medias o sin
terminar, dejando al usuario final vendido ante lo irremediable. Se le pone
un caramelo en la boca, y luego ese caramelo es mitad dulce, mitad amargo.
En el caso que nos ocupa, he tenido oportunidad de testear de forma privada
y sin ningún tipo de animadversión el software de referencia.
He testeado dos versiones lanzadas en fechas 3 y 9 de diciembre. De la
primera dejé constancia en esteblog y me consta
que la habéis leído, porque la segunda de fecha 9 de diciembre, release
candidate solucionaba alguna de las cosas que comuniqué en el informe del
blog, y en cambio dejaba otras como estaban, y algunas peor de lo que
estaban.
No he tenido tiempo de ver la versión que estáis lanzando hoy, aunque me
pondré a ello cuando acabe este mensaje.
No me parece justo que este software, cueste cuatro veces lo que cuesta una
capturadora de televisión. El precio ONCE, que no será el que se aplique a
personas de otros países es de 124 euros y algo, no lo recuerdo bien, aunque
la nota de el cidad publicada esta tarde lo tiene impreso. La capturadora
avermedia a815, una de las recomendadas por vosotros, la compré hace un año
por 29 euros, y tiene un software casi, accesible con revisores de pantalla.
No me parece justo que por ejemplo solo se cuente con seis países para la
compatibilidad del software, cuando  la gente tenemos el vicio de viajar, y
si tenemos nuestra capturadora y nuestro portátil no podemos utilizarla en
plena libertad aun habiendo pagado un fortunón por el invento.
Me parece de muy mal gusto poner todo tipo de posibilidades de grabación,
programable, audio solo, audio y vídeo, manual, y dejarse la joya de la
corona en las capturadoras de tdt, como es el timeshift.
Me parece ciertamente lamentable, que el programa no sea capaz de abrir la
carpeta correspondiente a las grabaciones de forma automática, aunque la
haya creado al realizar las grabaciones. Me explico para los no entendidos:
al realizar una grabación por primera vez, en la carpeta mis documentos, se
crea una subcarpeta tvspeak. cuando vamos a la reproducción de ficheros, el
explorador se queda directamente en la carpeta de mis documentos.
No sé si lo habréis modificado, pero el comando de ayuda en f2, como que no.
Normalmente es f1.
Los accesos directos del teletexto no son del uno al cuatro, sino que son
colores que vienen representados en los botones del mando, y podíais
tranquilamente poner los colores en lugar de algo tan poco convencional.
No he podido ir más lejos, porque estoy para mi fortuna en estos momentos en
un país que no está en la lista de seis países agraciados, por lo que no me
han funcionado ni la guía de programación ni el orden lógico de canales,
algo que en España no existe, pero en otros países sí.
No he sido capaz de saber en qué canal de audio he dejado alguno de los
canales con los que he jugado porque el software no me ha informado de qué
canal tenía activo al pulsar la tecla correspondiente.
No voy a dejar de comentar tampoco el desastre de las listas de canales,
donde no se pueden tener listas de favoritos, ni se pueden escribir las
letras de cada canal para ir directamente. Donde me encuentro, tengo
actualmente sintonizados entre teles y radios 298 canales, como para buscar
uno a salto de mata.
Por último, el sistema de programación de grabaciones, donde habla de modo
edición de fechas y horas, y ya podía yo pulsar números en el teclado, que
no hubo forma.
Tampoco he sido capaz de adivinar el número de serie que debo comunicar para
la activación del producto, porque no hay forma de leerlo de caracter a
caracter, y tiene letras y números mezclados.
 
Con esto, no quiero decir nada malo a priori sobre el programa, nace, con
retraso, pero nace, y seguramente madurará, pero no comparto la política de
dejar al usuario totalmente vendido con un software caro y sin terminar,
obligándole a renovarlo cada cierto tiempo para corregir errores.
 
Tampoco entiendo que este software se venda exclusivamente en tiendas ONCE,
cuando se podía haber gestionado con los diferentes fabricantes para
integrarlo en las tarjetas de televisión de nuevo comercio, máxime cuando
las prestaciones que ofrece son excelentes, y el personal vidente no
sentiría ninguna invasión de un software que por su mala comercialización
quedará como específico.
 
Lo dicho más arriba: No hay nada personal en este mensaje, solo la
constatación de la habitual decepción que me producen los productos de la
casa, en muchos casos sin terminar o sin un correcto testeo.
Quedo a vuestra disposición por si creéis oportuno disponer de mi persona.



avast! Antivirus: Mensaje saliente limpio.

Base de datos de Virus (VPS): 101217-0, 17/12/2010
Comprobado el: 17/12/2010 19:12:24
avast! - copyright (c) 1988-2010 AVAST Software.


miércoles, 8 de diciembre de 2010

TVSpeak, un software que abre las puertas de la televisión digital a los discapacitados.

Ayer en tifloinforma se publicó la noticia del lanzamiento de la beta de este programa, que se puede descargar de una página en Alemán: http://www.tvspeak.de
En principio leyendo lo que allí había se precisaban las voces de Acapela, y daban enlaces para descargar las necesarias a parte del enlace del programa. Mala suerte, los enlaces a las voces estaban rotos.
Uno que no desiste de fisgar en un programa, y más cuando promete, pensé que podría probarlo con las voces de Loquendo que tengo en mi ordenador. La idea me vino al ver que el programa hablaba con la voz de Sam de Microsoft que todos los ordenadores con windows incorporan.
Así que, manos a la obra. instalo el programa y conecto una avermedia a815 que me acompaña en todos mis viajes.
 
lo que viene ahora va a ser muy interesante para CodeFactory, y una buena información para los posibles usuarios que quieran fisgar en un programa de estructura simple y efectiva, y de una potencia incalculable.
 
1. Instalación:
Simple y efectiva, sin excesivas complicaciones. Basta ir leyendo las pantallas y aceptar las opciones que nos vaya ofreciendo el programa.
2. abriendo el programa.
Aquí la cosa empieza a complicarse, relativamente, ya que si tenemos un lector de pantallas algunos comandos de los utilizados pueden interferir con los del programa. La visión del comportamiento del programa me inclinó a desactivar el lector y dejar toda la información en manos de TVSpeak, y aseguro que es la mejor de las soluciones.
3. Interfaz. El programa se abre a pantalla completa, con cinco opciones de utilización, de las que al final el usuario utilizará cuatro. Normalmente la gente no se mira los créditos de los programas.
Televisión, reproductor de ficheros, configuración, Acerca de y salir.
Por lógica, y como es de rigor, al instalar el programa deberemos ir a la configuración para sintonizar el receptor.
Aquí tenemos seis opciones, todas ellas interesantes
General, sintonización, reordenar canales, control parental, reset de parámetros originales y volver al menú inicio.
En general en un menú muy claro podemos configurar la interfaz del programa según nuestras necesidades, la síntesis y todas las opciones relativas a ella.
En la segunda opción, sintonización, me llevo el primer disgusto.
Entre los posibles países de utilización, solo existen seis, y curiosamente, en el que me encuentro en este momento no aparece en la lista. Mal asunto, ya que en la sintonización de los canales y utilización de los servicios este parámetro es muy importante para un correcto funcionamiento de los servicios, como veremos más adelante.
Ante la duda elijo España, y paso al siguiente campo:
Modo de Búsqueda: Segundo disgusto.
Existen dos formas de buscar canales, completa y actualización. Vale que en una primera utilización del programa se debe hacer la búsqueda completa,  pero a la hora de actualización, se echa en falta una actualización de frecuencia o canal.
El tercer campo es el tipo de canal, pudiendo sintonizarse televisiones, radios o todas.
El siguiente comenzar la sintonización inicia el proceso.
En el país en que me encuentro, por decisión del gobierno, los canales de televisión traen ya incorporado un orden lógico de canales. Este parámetro no utilizado en España hace que los canales se autoasignen números en el receptor y se ordenen por secciones y operadores, incluso codificados y libres. Como quiera que no está entre los seis elegidos no puedo comprobar si ha respetado este parámetro, por lo que el resultado final fueron casi 200 canales mezclados entre teles y radios ordenados por frecuencias.
 
4. ver la tele. Un espectáculo, el programa al sintonizar un canal lee la cinta de presentación con el nombre del canal y el programa que se está biendo. A falta de manual, toca jugar con el teclado, y curiosamente la tecla de ayuda está en f2 en lugar de f1. supongo que algún motivo tendrá, pero en principio hace raro.
Llama la atención el comando de lista de canales, que se podría haber complementado con la búsqueda de canales por nombre, pero solo acepta la primera letra. Esto hace que por ejemplo en las letras c, r y t haya muchos canales. Si añadimos que no ordena los canales de forma alfabética sino por número, la lista no tiene mucha razón de ser.
Debido a no encontrarme en un país autorizado, la guía de programas no ha funcionado, aunque me consta por consultas que en España funciona a las mil maravillas.
5. grabación.
El sistema de grabación manual es simple e intuitivo, pero  tiene sus cosillas:
No existe el timeshift muy utilizado para pausar programas mientras los estamos viendo.
En la programación de los campos de fecha y hora, se entra en una contradicción, ya que al pulsar intro sobre cualquiera de los campos, dice modo edición activado, pero los números no funcionan, debiendo utilizarse las flechas para efectuar los cambios.
Otro problema lo encontramos cuando queremos editar una grabación que hemos programado, que no permite guardar los cambios porque ya existe otra grabación en el mismo tiempo que la que estamos editando.
Y el problema más grave, ha sido que realizadas dos grabaciones, una manual y otra programada, no encuentro los ficheros resultantes de las grabaciones.
6. teletexto. Un detalle raro, supongo que debido al diseño del  teletexto utilizado, es que no respetó las columnas en la página de índice, aunque la leyó sin problemas. Curioso el hecho de llamar enlaces directos del uno al cuatro los enlaces que en todas las páginas del teletexto aparecen con los colores de los cuatro botones que los activan.
7. otras observaciones:
No he sido capaz de encontrar referencias al subtitulado de programas, que en muchos casos pueden ser de interés, como por ejemplo traducción de entrevistas o películas.
8. conclusiones: Si bien el análisis es muy rápido y estamos hablando de un programa todavía en desarrollo, el potencial que tiene es impresionante, y  la usabilidad no tiene excesivos problemas salvo los expuestos en el apartado de grabaciones.
 
Se admiten comentarios y sugerencias con el fin de hacer a los desarrolladores un favor de testeo desinteresado.
 
 
  



avast! Antivirus: Mensaje saliente limpio.

Base de datos de Virus (VPS): 101207-1, 07/12/2010
Comprobado el: 08/12/2010 11:14:26
avast! - copyright (c) 1988-2010 AVAST Software.